Estudios Evangélicos

¡Bienvenidos!

#

James Sire, El universo de al lado

La plena vigencia del texto radica en que muestra el mundo en que vivimos, en el que nos encontramos al lado de personas que viven en un universo totalmente distinto al nuestro.

James W. Sire El universo de al lado Libros Desafío, Grand Rapids, 2005. 272 págs.

 

Existen conceptos que en nuestra vida cotidiana parecen incuestionables, pues se entiende que ellos están tan arraigados que suponemos que toda persona los conoce. A su vez, existen otras nociones que se suponen sabidas por todos, pero en verdad la mayoría desconoce y no se sabe lo suficiente de ellas. Muchas veces he estado con personas que con total libertad se definían como pertenecientes a un modelo de pensamiento que desconocían o que no conocían del todo bien. ¿Cuáles son las consecuencias de definirse como naturalista o existencialista? ¿Qué implica desde el Cristianismo cada una de estas visiones de la vida? La verdad es que hasta hace poco, lo confieso, no lo sabía, y creo saber poco al respecto, pero es necesario avanzar, estudiar e investigar para, como dice la palabra de Dios, tomar lo bueno y desechar lo malo.

 

Así, un amigo me presentó el libro sobre el que escribo: El universo de al lado de J. Sire. El texto en cuestión es una puesta en escena de las principales corrientes de pensamiento y todo aquello que cada una de ellas implica. De ese modo, el libro es una explicación de las principales cosmovisiones que se presentan en la actualidad.

 

La utilidad del texto no es sólo el saber por saber, sino que se traduce en dos campos bien definidos: El primero de ellos es transmitir el modelo de pensamiento, o mejor dicho, como lo dice Sire, la cosmovisión que es objeto de estudio. En segundo lugar, el texto enseña al cristiano a realizar un análisis de esas cosmovisiones para que el compartir el mensaje de Dios sea más efectivo, ya que permite que podamos entender cómo el interlocutor ve el mundo.

 

Para llevar su cometido a cabo, el autor explica con sencillez, pero sin dejar de lado la prolijidad, las visiones teísta, deísta, naturalista, nihilista, existencialista, panteísta oriental, la nueva era y el posmodernismo, teniendo el cuidado de que la puesta en escena sea accesible no tan sólo para expertos, sino que para toda persona que no tenga conocimientos previos. Por ello puedo decir que la lectura se me hizo fácil, expedita y amena.
Sus explicaciones son sutiles y objetivas, pues no trata las visiones que no comparte con desdén. Por el contrario, la analiza minuciosamente para permitirse contrastarlas con la visión que él comparte (teísta), declarando con humilde honestidad el por qué de su decisión.

 

De ese modo, el libro se erige, para mi gusto, como una lectura fundamental que todo cristiano debiese tener, ya que empapa a la persona de las visiones que coexisten en el mundo actual. Tan importante es este texto que se le cuenta entre las lecturas básicas en numerosos seminarios, institutos, e incluso universidades.

 

La plena vigencia del texto radica en que muestra el mundo en que vivimos, en el que nos encontramos al lado de personas que viven en un universo totalmente distinto al nuestro, el que debemos conocer, permitiéndonos entender no sólo como piensa mi prójimo ni como vive su vida, sino que posibilita que la transmisión del mensaje salvador de Jesucristo sea más efectiva.
Recomiendo su lectura con ferviente entusiasmo ya que ésta le permitirá entender a qué se enfrenta hoy el cristianismo y el cristiano en su vida cotidiana, ya que muchas de estas cosmovisiones están presentes en todo orden de cosa, infiltrándose en la iglesia de Cristo. Con ello, el autor identifica a los rivales del cristianismo y cómo poder derrotarlos para atraer más personas hacia los caminos de Dios.

 

Dejar un comentario:

Ver comentarios

Suscríbete al newsletter:



Cuéntale a tus amigos: